Ep 15 – CÓMO ACABAR CON TU VERGÜENZA Y TIMIDEZ (Truco Psicológico)

Para los comprometidos con desarrollar su potencial y tener un impacto positivo en el mundo

Ep 15 – CÓMO ACABAR CON TU VERGÜENZA Y TIMIDEZ (Truco Psicológico)

¿Te gustaría volverte inmune a la presión social? ¿Te gustaría que el entorno social en el que te encuentras no determinase tu comportamiento? ¿Te gustaría dejar de estar limitado por lo que puedan pensar o esperar otros de ti y poder hacer lo que te de la gana? Es un superpoder que puedes desarrollar. Descubre cómo.

Cómo acabar con tu vergüenza y timidez

¿Te gustaría volverte inmune a la presión social? ¿Te gustaría que el entorno social en el que te encuentras no determinase tu comportamiento? ¿Te gustaría dejar de estar limitado por lo que puedan pensar o esperar otros de ti y poder hacer lo que te dé la gana?

Es un superpoder que puedes desarrollar. Ideal para introvertidos que a menudo se encierran en su cabeza. Y no es algo místico o exotérico, sino que se basa en lograr un mayor control sobre tu mente y sobre tu imaginación.

Si lo piensas, tu cableado paleolítico, junto con la programación que has experimentado a lo largo de tu vida, son la causa de que tu comportamiento esté tan condicionado por la presión que ejerce sobre ti el entorno social en el que te encuentras.

Dependiendo de cuál sea éste, tu mente te da más o menos libertad. Pero cuando estás sólo, puedes hacer lo que quieras. Puedes hacer el tonto, bailar, cantar o lo que te de la gana?¿Por qué estando sobrio no eres capaz de hacer cosas fuera de contexto como levantarte en medio de un examen y ponerte a cantar? No hace falta que hagas cosas así, pero es para que entiendas hasta dónde llega el condicionamiento social.

¿Acaso nunca has soñado con que se congelase el tiempo o con volverte invisible para poder hacer lo que quieras sin que nadie se entere? Pues este superpoder se trata de algo parecido. Se trata de rodearte de una burbuja imaginaria que te aísla de tu entorno y que impide que éste ejerza un poder sobre ti. De esta manera, logras deshinibirte socialmente. Y lo mejor de todo es que puedes invitar a quien quieras a tu burbuja.

Además, es algo que experimentas a menudo. Por ejemplo, cuando estás inmerso en una conversación o hablas por teléfono con alguien y te olvidas del resto del mundo. También cuando estás con el móvil o realizando alguna actividad y te aíslas de tu entorno. Tan solo tienes que aplicar esto en situaciones en las que te sientas reprimido por el entorno social que te rodea, encargándote de diseñar hasta dónde quieres que abarque tu burbuja. Quizá prefieras estar tú sólo en ella, incluir a un amigo tuyo con el que te sientes cómodo o a la persona o grupo al que te vayas a dirigir.

Y todo esto lo puedes hacer sin salir de tu cabeza. Solo tienes que imaginar con la suficiente intensidad que te encuentras en una burbuja que te transporta a otra dimensión que te protege de cualquier juicio externo. Porque tu mente no puede distinguir entre algo que has imaginado con mucha intensidad y la realidad. Todo depende lo bien que lo hagas. Y para imaginarlo con más fuerza, qué mejor que tus acciones sean congruentes con ello. En otras palabras, explota el poder del haz como si.

Para entrenar este superpoder, debes esforzarte por imaginarlo vívidamente y por ser congruente con esa realidad que has creado en tu mente. No te desanimes si el efecto es prácticamente imperceptible al principio, desarrollar un superpoder no es algo que se logre de la noche a la mañana. Sé persistente, y verás como cada vez estarás más cerca de dominarlo.

Cuando lo consigas, acabará con tu miedo escénico, con tus miedos sociales y te permitirá reaccionar con aplomo en situaciones en las que otros se pondrían rojos como un tomate.

Sin embargo, ¿Sabes cuál es la forma más rápida para poder utilizar ya mismo este superpoder? Haz como si ya lo tuvieras. Asume que ya lo tienes. Y obra en consecuencia.

 

Descargar

 

Música:

Intro: “New Theme 2”: http://audionautix.com

Final: “GREY SNOW” by Josh Woodward. Free download: https://www.joshwoodward.com

Tu opinión me importa, ¡no te vayas de aquí sin dejar un comentario!