Episodio 10: No acumules más intenciones

Para los comprometidos con desarrollar su potencial y tener un impacto positivo en el mundo

Episodio 10: No acumules más intenciones

Las intenciones son baratas, al igual que las ideas. Sólo cuando las ejecutas y las pones en práctica suben de precio. De hecho, más vale un gramo de acción que un kilo de intención. En este episodio te presentaré una analogía que te hará cambiar para siempre tu forma de ver las intenciones y conseguirás la motivación necesaria para transformarlas en acciones.

No acumules más intenciones

No tienes sueño. Tu mente decide ponerse a imaginar todas las cosas que podrías hacer. Cientos de intenciones pasean por tu subconsciente, la mayoría se esfuman antes si quiera de que puedas recaer en ellas. Pero otras van cobrando mayor visibilidad. Hasta el punto de que algunas casi parecen haberse tornado realidad. Inspirado, te comprometes contigo mismo: esto yo tengo que hacerlo.

A la mañana siguiente, un vago recuerdo permanece en tu mente. Lo ves más abstracto, más lejano, notas como se difumina poco a poco con el horizonte de tus pensamientos.

Quizá tengas la intención de dejar tu trabajo, de ponerte en forma de una vez, de emprender un negocio, de comenzar un proyecto, de estudiar una carrera, de escribir un libro, de dar una conferencia o de irte a vivir a otro país. Pero si te digo la verdad, apenas importa.

Las intenciones son baratas, al igual que las ideas. Sólo cuando las ejecutas y las conviertes en acciones cuando suben de precio.

Supongo que ya lo sabrás, pero no está de más recordarlo. Puedes tener la intención de hacer muchas cosas, pero si se quedan ahí, de nada sirve. Y adivina qué, te desgastan. Tener muchas intenciones y no convertirlas en acciones te hace malgastar una gran cantidad de energía, por no hablar de que se te escapa tu recurso más importante, tu tiempo.

Conseguirás lo que quieres cuando cambies todas tus intenciones por acciones. Sí, ya lo sabes, más vale un gramo de acción que un kilo de intención.

¿Tienes la intención de hacer algo? Decide cuándo te vas a poner a hacerlo, bloquea tiempo, elabora un plan neto y cuando toque, mueve el culo y ponte a ello.

Las intenciones son como cofres cerrados, y las acciones que permiten llevarlas a cabo son las llaves que los abren. Una intención por si sóla no vale nada. Lo mismo que un cofre sin la llave que lo abre. Ya puedes acumular todos los cofres que quieras que sin sus llaves lo único que harán es estorbar.

Sin embargo, teniendo la llave que lo abre, un cofre puede adquirir un inmenso valor. Así, una intención puede llegar a tener un valor incalculable si se transforma en una decisión que venga acompañada de la acción. Por lo que cada vez que dejas un cofre sin abrir, te estás perdiendo todo lo que contiene en su interior.

Por no hablar de que los cofres que no abres van cayendo en el olvido, ya que las intenciones a las que dejas de prestar atención, se van esfumando sin que te des cuenta.

Así que deja ya de acumular cofres y ponte a abrir los que ya tienes. Y no esperes a mañana para hacerlo, porque puede que para cuando llegue mañana ya no los encuentres. Quizás lo que haya en su interior no sea nada del otro mundo, o quizás contenga el mayor de los tesoros. Para saberlo, tienes que abirlo. Y para abrirlo, necesitas su llave, necesitas pasar a la acción.

Recuérdalo la próxima vez que tengas la intención de hacer cosas grandes. Porque al final todo se reduce a si las haces o no. Vas a seguir llenándote de intenciones que te lastren, o vas a elaborar un plan y a pasar a la acción para descubrir verdadero valor que esconden?

La llave está en tus manos.

 

Música:

Intro: “New Theme 2”: http://audionautix.com

Final: “GREY SNOW” by Josh Woodward. Free download: https://www.joshwoodward.com

 

Tu opinión me importa, ¡no te vayas de aquí sin dejar un comentario!