Querida Incertidumbre: Te lo debo todo – Mega Resumen

Querida Incertidumbre: Te lo debo todo – Mega Resumen

Querida Incertidumbre: Te lo debo todo – Hana Kanjaa

Ver libro en Amazon

En este práctico resumen del libro «Querida Incertidumbre: te lo debo todo» descubrirás, entre otras muchas cosas, cómo gestionar tus emociones, liberar a tu mejor versión, encontrar tu propósito y cosas que nadie te había dicho sobre la felicidad.

Cómo debilitar al tirano

El tirano es esa parte tuya que te sabotea, que siempre te recuerda que no puedes y a la que no le faltan excusas.

  • Toma consciencia. Escuchando al tirano podrás reconocer qué creencias son las que más te limitan, y centrar tu atención  sobre ellas.
  • Identifica los detonantes. Por cada creencia que hayas reconocido, identifica qué situación o persona detona su aparición.
  • Cuestiónalo. Hazte con el control de tu diálogo interno y transfórmalo para que te potencie.

Gestión emocional

Pasos para gestionar tus emociones

  1. Entiende su función. Cumplen un propósito similar al de tus cinco sentidos: te dan información valiosa sobre ti mismo y sobre tu entorno, para que puedas interactuar de forma efectiva con él.
  2. Deja de juzgarlas. No las catalogues como buenas ni como malas.
  3. Define qué sientes.
  4. Nómbralas y déjalas ir.
  • No tengas miedo a sentir y mostrar tus emociones, gracias a ellas podemos conectar de forma profunda con otras personas.

-Ejercicio. La escalera emocional: Escoge una emoción que te resulte difícil identificar y sentir, relacionada con una situación que esté pasando en tu vida. Imagínate subiendo una escalera en la que al principio notas un poco la emoción y en la parte de arriba llega a su intensidad máxima. Visualízate subiendo poco a poco la escalera y cuando hayas llegado arriba, bájala poco a poco, notando como la emoción se va debilitando.

Descubre lo que quieres

-Ejercicio 1. ¿Qué envidias? Haz una lista con el nombre de las personas de tu entorno a las que envidias y la razón por la que lo haces. Te puede servir para descubrir las cosas que quieres de verdad.

-Ejercicio 2. Describe tu día ideal. Imagina que mañana te despiertas y has conseguido todo aquello que deseabas y que el día que tienes por delante es un reflejo de la vida que quieres vivir. Describe todos los detalles que puedas, sobre todo lo que te haga sentir emoción y ganas.

-Ejercicio 3. Encuentra tus imprescindibles. Se trata de de simplificar la información e identificar patrones más amplios que esas cosas, personas o experiencias que has descrito en tu día ideal. Tus imprescindibles representan aquello que es importante para ti.

  • Presta atención a lo que te pone de verdad aunque no se ajuste a lo que se supone que debería ser.
  • Una vez que tengas tus imprescindibles, trata de ser lo más coherente posible con ellos.

Tu propósito…

  • No reside necesariamente en alguna actividad o trabajo, no es una forma de ser feliz, ni tampoco te dará todas las respuestas.
  • Tampoco se encuentra, se va creando en un proceso interminable de prueba y error.
    • Ni siquiera tiene por qué ser algo concreto e inamovible. Puedes cambiar de opinión y no tengas miedo de ir dando tumbos por la vida, porque los tumbos te permiten descubrir y probar más cosas maravillosas que te ofrece la vida, ayudándote a darle un sentido molón. Permítete explorar con curiosidad y coraje aquellas ideas que no encajen de forma exacta con la imagen que tenías.
  • No hace falta que implique cambiar el mundo.

-Ejercicio. Tómate tiempo para reflexionar y responder a estas preguntas y busca patrones en tus respuestas:

-¿Qué objetivos e intereses son y han sido recurrentes a lo largo de tu vida?

-¿Con qué actividades o experiencias entras en zona de flujo?

-¿Qué crees firmemente sobre el mundo y la vida que te gustaría que todos creyesen también?

-¿Por qué te gustaría ser recordado?

Cómo morirse “agusto”

  1. Aporta valor. Deja una huella en el mundo que trascienda tu propia existencia. No hace falta que hagas algo extraordinario, basta con que aportes valor a la vida de la gente, aunque sea con pequeñas acciones a las que ni siquiera das importancia.
  2. Normaliza. Acepta y reflexiona sobre tu propia muerte.
  3. Inténtalo. Arriésgate más, en todos los sentidos. Que por intentarlo no quede.

Pregunta para reflexionar: Si no tienes miedo a morir, ¿a qué tienes miedo?

Cómo gestionar el miedo

  • Casi todos tienen la misma base: no ser capaces de afrontar o manejar las adversidades que se nos presenten.
  • Empieza a ver las amenazas que sólo pongan en peligro tu ego como retos.
  • Reconcíliate con el miedo, porque puede convertirse en un propulsor, ya que siempre aparece cuando lo que tienes delante es importante para ti.

Pasos para vivir con coraje

  1. Identificar. Identifica todas las situaciones que evitas por miedo. Cuando lo que trata de evitar no es una amenaza real sino un reto, el miedo se disfraza de procrastinación, dejadez y de dudas.
  2. Estar. Siente el miedo. Deja que se exprese y que se vaya.

En cada situación que evitas por miedo (siempre que no suponga una amenaza real), reside una oportunidad de crecimiento brutal. Ve ganándole terreno al miedo de forma gradual, con pequeños pasitos que puedas dar a diario. No subestimes el poder de lo pequeño, el poder del kaizen.

Cómo superar el miedo a hacer el ridículo

  1. Experimenta
  2. Tómatelo como un juego
  3. Pon tu foco en

-El proceso

-El aprendizaje

  • Arrepentirse es peor que hacer el ridículo. El miedo al ridículo sólo se supera exponiéndose y poniéndose en evidencia. Muchas veces. Asume que, para ser un maestro en algo, primero tendrás que pasar por fases de total incompetencia. Y que para hacer un trabajo brillante, primero tendrás que haber hecho muchas mierdas pinchadas en un palo. No descartes ideas porque te parezcan ridículas, pueden esconder grandes tesoros. Lo único ridículo es alimentar tu sentido del ridículo.

Cómo liberar al titán

El titán es esa versión de ti mismo que está presente cada vez que luchas por lo que quieres.

-Ejercicio: Escoge algo que deseas que todavía no está presente en tu vida, y que podrías empezar a crear hoy mismo. Debe ser algo que te produzca entusiasmo, placer o curiosidad. Una vez hecho esto, pregúntate:

  1. ¿Por qué no tengo esto ya en mi vida? Identifica obstáculos, todo aquello que lo impide (miedos, falta de tiempo…)
  2. ¿Qué necesito hacer de forma diferente para conseguirlo? (tomármelo en serio, echarle un par, bloquear tiempo…)

Y hazlo.

Lo que nadie te dice sobre la felicidad

Tu felicidad depende de:

  • 50% tus genes: Éstos establecen una base de felicidad a la que tiendes, que fluctúa hacia arriba o hacia abajo.
  • 10% circunstancias externas: Sean geniales o pésimas, enseguida nos acostumbramos a ellas y las normalizamos.
  • 40% tu actitud: Vivir esperando lo mejor pero preparándote para lo peor.

La vida es una cuestión de contrastes. Por eso, para tener una vida más feliz los estoicos nos proponen…

1.Buscar la incomodidad:

  • Evitando el placer, controlando nuestros impulsos y tirando de disciplina.
  • Buscándola directamente, haciendo cosas que jamás te plantearías hacer: ducharte con agua fría, salir en invierno con poca ropa, realizar ayunos prolongados, deshacerte de la televisión, prohibirte usar el móvil o el internet durante cierto tiempo, no encender el aire en verano, ponerte ropa vieja, dormir en el suelo…
  • Saliendo de tu zona de Confort y haciendo eso que te da miedo y que evitas. En este artículo profundizo sobre este tema y te explico mi método para hacerlo como un juego.

2.Practicar la visualización negativa. En este artículo te explico en qué consiste este poderoso ejercicio y todo lo que puede aportar a tu vida.

Y tampoco está de más que busquemos entrar en un estado que se conoce como…

Flow: Esta sensación aparece en los que nos llevamos al límite y ponemos todo nuestro esfuerzo en una tarea o actividad, en los momentos de reto y dificultad que nos obligan a sacar lo mejor de nosotros mismos.

Sobre la Resiliencia

«A menudo sufrimos más en nuestra imaginación que en la realidad.» Séneca.

  • Al igual que nos acostumbramos rápidamente a lo bueno, también lo hacemos al sufrimiento y al dolor emocional. Tenemos un mecanismo de defensa psicológico que evita que nos vengamos abajo cuando sufrimos una experiencia traumática.
  • Separa lo que controlas de lo que no, céntrate en lo primero y acepta lo segundo.
  • Aprende a controlar tus emociones antes de que se te vayan de las manos.

Cómo alcanzar la libertad interior

Ámate de forma incondicional y date permiso. Permiso para estar mal de vez en cuando, para perder el control a veces, para equivocarte, para no llegar a todo…

Perdónate por todo aquello que has hecho mal y saca a la luz las cosas que te avergonzaban.

Pasa de lo que los demás piensen de ti. Adopta un criterio propio y decide cuándo te gustas o no, en vez de depender de las opiniones ajenas.

Si quieres comprar el libro, puedes hacerlo aquí

¿Te gustaría tener todas estas herramientas a tu disposición a un sólo click? Suscríbete al blog y te enviaré personalmente un PDF hecho por mí con todo el contenido de este artículo. Te esperamos!

¿Qué punto te ha parecido más interesante? ¿Y más útil? No te vayas de aquí sin dejar tu comentario.

Tu opinión me importa, ¡no te vayas de aquí sin dejar un comentario!