SOBRE MÍ

Para los comprometidos con desarrollar su potencial y tener un impacto positivo en el mundo

 

Cómo empecé a escribir 

Todo empezó una oscura tarde de Diciembre, dándole unas patadas a un balón en el patio de mi casa mientras reflexionaba. Entonces, se me ocurrió coger una libreta y escribir lo que pasaba por mi cabeza.

Actualmente, he escrito más de 100 reflexiones dirigidas a mí en esa misma libreta y estoy muy orgulloso de muchas de ellas.

Hace un tiempo, tras meterme en este mundillo de los blogs, se me ocurrió escribir uno. Tras dejar por unos meses la idea de lado, a principios de este año creé Psicología Práctica con el objetivo de tratar temas de psicología enfocados al crecimiento y a la superación personal.

Pero como quería ir en serio al poco tiempo me compré un hosting y dominio para crear este blog que estás leyendo ahora mismo.

Sobre este proyecto

Está dirigido a personas inconformistas comprometidas con su mejor versión y con tener un impacto positivo en el mundo. Estoy seguro de que si estás aquí eres una de ellas.

Pero voy a serte sincero. Este blog, al igual que las reflexiones que he escrito y seguiré escribiendo, lo he creado principalmente para mí. Para cristalizar, interiorizar y aplicar lo que voy aprendiendo de multitud de libros, artículos, vídeos y de mi propia experiencia. Si el hubiese creado este blog con el único objetivo de llegar a miles de personas e impactar positivamente sus vidas, lo hubiese dejado hace tiempo. Por eso adopté un propósito que dependía de mí: crear el blog que me gustaría encontrarme como lector. Porque como dice Mario Luna, crear algo que te satisface, independientemente de que tenga o no buena acogida, ya es un éxito. 

Es posible que te parezca egoísta, y no te estoy diciendo que no lo sea, pero lo sería mucho más si no compartiese contigo este contenido, porque estoy convencido de que puedes beneficiarte de él. Y también porque creo firmemente que cuando has creado algo que puede llegar a causar un impacto positivo en la vida de otras personas, es tu deber moral compartirlo.

Sin embargo, si buscas el secreto para solucionar todos tus problemas y ser feliz para siempre o la última técnica milagro para cambiar tu vida o conseguir lo que quieres sin esfuerzo, me temo que estás en el lugar equivocado. Pero si estás tan harto como yo del exoterismo barato, de las píldoras mágicas y del politicorrectismo, éste es tu lugar. 

Mi misión es ofrecerte las herramientas y conocimientos más útiles que conozco para que saques lo mejor de ti. Sin embargo, no soy nadie para enseñarte nada. Por eso quiero que hagas tuyo todo este contenido y que no te creas ciegamente nada de lo que leas aquí. Somételo a tu análisis racional, ponlo a prueba en tu vida y comprueba si funciona y tiene sentido para ti. Quédate con lo que te sirva y descarta lo que no. 

Sobre Mí

Soy Julio, un joven inconformista comprometido con mejorar constantemente en las áreas más importantes de mi vida, estudiante de psicología y apasionado del desarrollo personal.

Julio Kan es mi alter ego, representa la mejor versión de mi mismo, definida por mis valores. Es una dirección en constante cambio hacia la que quiero avanzar.

Podría contarte mi vida, pero creo que la mejor forma de que me conozcas es a través de mis valores, que por cierto están en constante evolución y enumerados de mayor a menor importancia. Si quieres conocerme de forma más personal, puedes contactar conmigo por aquí.

Mis valores

Lealtad. Vivir de acuerdo a lo que es importante para mí y serme siempre fiel a mí mismo. Ser congruente con mis valores y con la persona en la que me quiero convertir.

  1. Diversión*. Valorar mi tiempo y vivir al máximo. Aplicar la Ley de la Máxima Diversión a mi vida y tomármela como un juego, entendiendo la importancia relativa de todas las cosas.
  2. Osadía. Atreverme a tomar acciones incómodas y arriesgadas, a destacar, a llevar la iniciativa, a romper inercias limitantes y a destrozar los límites de la mediocridad.
  3. Coraje. Tener la valentía de ir a por lo que quiero, de hacer lo que quiera hacer y de vivir como quiera vivir. Asumir riesgos, salir de mi zona de confort y atreverme a desafiar constantemente mis miedos y a ser un extraño en el rebaño.
  4. Independencia. Ser el dueño de mis pensamientos, de mis acciones y de mis decisiones, en lugar de seguir ciegamente lo que hacen los demás. No depender de nadie y no dejar que nadie me diga qué tengo que hacer ni cómo tengo que vivir.
  5. Resiliencia. Desafiar el dolor y la incomodidad. Resistir los obstáculos y las dificultades de la vida y fortalecerme frente a ellos.
  6. Aceptación. No solo aceptar incondicionalmente la realidad, sino también abrazarla. Abrazar mi pasado y mi presente. Abrazar la realidad, abrazar mi realidad.
  7. Kaizen. Tratar de ser cada día mejor que el anterior. No parar de crecer en todos los sentidos.
  8. Amor. Quererme y demostrármelo cada día. Amar a mi entorno. Amar la vida.
  9. Templanza. Tener la frialdad y paz interior necesarias cuando las circunstancias externas no acompañen. Aceptar estoicamente lo que no puedo controlar y no vincularme emocionalmente con ello.
  10. Gratitud. Agradecer y valorar lo que tengo, lo que puedo y he podido disfrutar.

*En el sentido más amplio y profundo de la palabra, teniendo en cuenta el corto y el largo plazo, no una búsqueda continua del placer y de la gratificación instantánea.